Viaje a Torres del Paine, Chile, Enero 2003
por Domingo Mihovilovic A.

Parque Nacional Torres del Paine (haga click en cualquier foto- incluyendo las panorámicas- para verlas en tamaño grande)

Enero 22. Punta Arenas

Arribamos a Punta Arenas, tierra natal de mi padre, desde Santiago luego de unas 3.5 horas de vuelo incluyendo una parada en Puerto Montt. Como buen augurio del viaje ya pudimos observar desde el avión una vista global de las torres. Los viajeros somos mi esposa e hija Estella y Amanda, mis padres Domingo eYvelise, y yo. En el mismo aeropuerto arrendamos una camioneta 4x4 que resulto ser una manera excelente de conocer la zona a nuestro propio ritmo. Hay también muchas compañías de turismo en la zona que permiten recorrer a través de buses, camionetas y tours, pero de este modo la flexibilidad de horario es mucho más limitada. La temporada alta de turismo es Enero y Febrero debido a las condiciones climáticas. Aun en pleno verano para recorrer la zona una muy buena chaqueta o parca cortaviento son una necesidad pues las ráfagas de viento se desatan de improviso y alcanzan fácilmente los 100-150 km/hr.
Mapa de referencia para seguir el relato:

En Punta Arenas aprovechamos de pasar al cementerio, el cual se ha convertido en atracción turística de la ciudad por su singular belleza, a depositar una ofrenda floral que mi papa se decidió a llevar desde Santiago. En la tumba de la familia descansan mis abuelos Domingo Mihovilovic Martic (Dec. 24, 1949) y Catalina Rajcevic (Sept. 11, 1951), mi tío y gran escritor Nicolas Mihovilovic (1916-1986), mi otro tío publicista Jorge Mihovilovic, el hijo mayor de mi abuelo de su primer matrimonio (“tiastro”?) Luis Mihovilovic y su esposa Angela Yutronic (April 24, 1996).

Pare continuar con el reconocimiento de raíces fuimos a visitar la casa de mis abuelos situada a 9 cuadras de la plaza en Balmaceda #1, justo frente a la entrada al regimiento de la calle Zenteno. Entramos a la casa que ahora alberga la tienda de abarrotes “Chiqui” atendida por los mismos dueños por hace mas de veinte anos. Entramos a conocer la casa que está bastante cambiada, pero algunas partes están intactas cono la pieza donde se crió mi padre y sus hermanos. La pieza aun mantiene la misma puerta con característicos vidrios decorativos de color azul y rojo incluyendo la ya centenaria manilla de la puerta.

Como parte de este reconocimiento de la ciudad nos damos cuenta que las famosas calles empedradas tan bien descritas por mi padre y construidas a mano por mi abuelo ya han dado paso a las calles asfaltadas, signo de los progresos modernos. Sin embargo, grande es la alegría de encontrar el ultimo tramo de piedra en la calle Colon arriba cerca de la laguna de patinaje donde la ciudad entera bailaba por los anos treinta al ritmo de la orquesta en románticas tardes de invierno. Dado que esta calle esta también por desaparecer y para tener en recuerdo de largo aliento mi padre decidió llevarse una pequeña muestra de la calle para Santiago seguramente instalada allí por la misma mano de mi abuelo.

Para cerrar este día de llegada en Punta Arenas cenamos en el hotel/restaurant Savoy (José Menéndez 1073) en busca de pejerreyes de estrecho, los cuales no tenían ese día. Sin embargo, tal vez fuimos favorecidos pues degustamos otros peces y sopas con la famosa “salsa” margarita que volverá loco a cualquier amante de los mariscos, altamente recomendable!

Enero 23. Puerto Natales

Viajamos unas 3.5 horas de Punta Arenas para llegar a Puerto Natales, una ciudad con una vista preciosa de algunos de los glaciares de la zona. El camino hacia Puerto natales es una recta prácticamente de principio a fin. La idea original era de usar esta ciudad como base de operaciones para visitar el Parque Nacional, pero al final cambiamos de plan y encontramos un muy lugar para quedarnos dentro del parque. La distancia de Natales al parque es de un par de horas lo que hubiera hecho el viaje muy pesado.

Vista panorámica del muelle viejo de Puerto Natales

La atracción muy cercana a Pto. Natales es la muy conocida cueva del Milodón (Mylodon Darwinii), albergue original del famoso animal de la fauna primitiva patagónica. Era un mamífero de piel rojiza y largos pelos. Su andar era de cuatro patas o de dos apoyándose en su gruesa cola. Se estima que su extinción se produjo hace 10.000 años.

Enero 24, Torres del Paine

Y salimos finalmente al parque. Se pasa por Cerro Castillo, un pequeño pueblo y de allí a una media hora se encuentra la entrada al parque.

Ya desde cerca del parque tuvimos las primeras vistas a esta maravilla natural, y por gran suerte disfrutamos los tres días de estadía de días generalmente despejados. Uno de los problemas del parque es que el clima es muy cambiante, y por lo remoto del lugar algunos visitantes que vienen por el día incluso desde Punta Arenas corren siempre el riesgo de no ver nada en un día nublado, de los cuales hay muchos.

Llegando al parque rodeando el lago Sarmiento

Entramos por al parque por el lado Este llegando por Laguna Amarga, laguna con grandes cantidades de sales naturales que le da un sabor y color característico.


De allí seguimos rumbo Oeste a lo largo del precioso lago color esmeralda Nordenskjolk que esta al mero frente del complejo montañoso. El mirador a lo largo del camino da una vista espectacular al frente de las cumbres mayores.

Vista desde el mirador cerca del lago Nordenskjold

Seguimos camino entonces hacia el sur bordeando el lago Pehoe que esta conectado el anterior a través del salto mayor el cual también visitamos y por lo mismo exhibe el mismo color esmeralda. Se pasa a lo largo del camino por la hostería Pehoe y Hotel Explora que disfrutan de una vista privilegiada, pero también requieren de privilegiados bolsillos.

 

Panorámica del lago Pehoe y los cuernos

Nosotros nos alojamos en la Posada Rio Serrano un poco mas al sur al lado del rio Toro. Esta posada es bastante mas económica y muy bien atendida con un clima familiar. Grande fue además nuestra sorpresa cuando descubrimos por coincidencia que el dueño de la Posada era un caballero de nombre Jose (Pepe) Rajcevic (mi padre es Domingo Mihovilovic Rajcevic). Cuando don Pepe llego a la posada luego de descifrar el árbol genealógico descubrimos que don Pepe es de hecho sobrino de mi padre y por lo mismo primo mio. Su abuela era prima de la madre de mi padre. Que chico es el mundo! Don Pepe de unos 58 años resulto ser muy agradable y por supuesto conocedor de la zona como nadie. Ha vivido su vida allí y además de la posada posee la concesión de los caballares del parque y tiene su propia fundo que colinda con el parque. Además es dueño de una hostería muy grande Cerro Castillo a donde nos invito a comer y pernoctar una noche en el viaje de vuelta a Punta Arenas. Fue muy agradable conocer a Pepe y tener la oportunidad de aprender mucho de la zona de la propia voz de una de sus protagonistas.

Los otros paseos que hicimos en el parque fueron visitar el lago Grey que proporciona vistas espectaculares del glaciar y lago Grey con tus grandes témpanos flotantes en la playa, y una vista preciosas de los cuernos al atardecer. Frente a la misma playa se encuentra ubicada la hostería Grey, también de muy buena calidad y con un lindo restaurante con grandes ventanales para disfrutar estos atardeceres evitando un poco el viento. Recomiendo eso si cruzar tambien a la playa de los tempanos por un puente colgando estilo Indiana Jones, el mismo que hay que cruzar en caso que deseen tomar el barco que lleva a los visitantes al mismo glaciar.


Vista glaciar Grey, playa de los tempanos, y cuernos en al atardecer

Otros dos paseos dignos de destacar son la visita a la laguna azul situada en lado noreste del parque que permite ver los cuernos del ángulo opuesto dándole predominancia a los cuernos mas finos y aguzados del complejo y contrastando con esta laguna preciosa que le hace honra a su nombre. En cualquiera de estos paseos por el parque uno de los atractivos principales y realmente el viaje en sí. A lo largo del trayecto se pueden ver los cuernos con cambiantes formar, luminosidad, color, y clima el cual cambia con una rapidez sorprendente. Tambien en esta zona del parque es donde se aprecia con gran detalle la fauna de la zona

 

Vista desde laguna Azul

Finalmente una caminata muy recomendable es un sendero de aproximadamente una hora que hicimos desde el gran salto que une los lagos Nordenskjold y Pehoe hacia el norte terminando frente al primer lago y en la misma base de las cumbres principales. En un sendero casi plano que permite ver estas maravilla naturales en toda su magnitud. El sendero es relativamente fácil y recomendable para todo tipo de turistas incluyendo mi padre de 84 años y nuestra hija de 1.5 años! Para los mas osados (los cuales hay muchos especialmente los provenientes de lejanas latitudes) hay gran cantidad de senderos para ir con mochilas/carpas y muy bueno equipo e incluso llegar a las mismas cumbres.

 


Vista desde sendero que va del salto grande a la base del Nordenskjold

Y cerramos este viaje recorriendo de vuelta el parque y saliendo esta vez por la porteria Sarmiento y de vuelta a Pto. Natales y Punta Arenas.

Como lei en un articulo alla mismo, este pedazo de tierra logra captar los mejor de Alaska, Noruega e Islandia. No conozco los dos últimos pero puedo atestiguar que es una especie de super Alaska en un parque que es muy facil de recorrer y conocer todos sus rincones. Es dificil el describir en palabras la grandiosidad y fuerza de la naturaleza en este parque al fin del mundo, de modo que me he preocupado de poner muchas de las mejores fotos de este lindo viaje, pues como dicen una foto vale mas que 1.000 palabras. Disfruten!


Boleto de Entrada al Parque Nacional Torres del Paine

Domingo