La Semana

Victor Hurtado Oviedo

A semana se le han perdido letras. En latín se decía septem. Para los romanos, septimana era una serie compuesta de siete cosas familiares;y, como la semana tenía siete días, la llamaron septimana (serie de siete días)

Es España, con los siglos, septimana perdiió tres letras, de moso que la palabra quedó solo en semana. Bueno, y de donde vienen los nombres de los días? Del latín.

Lunes proviene de Lunae dies (día de la Luna). Palabras equivalentes son Monday (inglés) y Montag (alemán). Para los romanos, el martes era el día dedicado al dios de la guerrra y se llamana Martis dies (día de Marte).

El tercer dia era de Mercurio, el mensajero de los dioses. Los latinos lo denominaban Mercurii dies (dia de Mercurio), y de alli devira nuestra palabra miércoles.

El jueves se dedicaba a Júpiter o Iovis, el máximo dios. Se decía dies Iovis (día de Jove o Júpiter). Uno de los atributos de Júpiter era el uso del rayo, de modo que Thursday (inglés) y Donnerstag (elamán) aluden a "día del trueno" (thunder, Donner). Thor era el dios de los relámpagos.

No faltaba el saludo a Venus, diosa del amor: el Veneris dies (día de Venus, viernes). En latín, la palabra Venus variaba al usarse, y una de sus formas es Veneris ("de Venus"). En español, palabras "parientes" de Venus son veneno, venerar, venéreo y venial.

Para llegar al español, el sábado ha caminado mucho. Los romanos llamaban Saturni dies (día de Saturno, padre de Júpiter) a su sexto día. Esto se nota en otros idiomas: Saturday (inglés) y zaterdag (holandés). Más tarde, por influencia judeo-cristiana, los latinos cambiaron a sabbatum, término que tomaron del griego sabbaton. Esta palabra derivó de la hebrea shabbath (sábado), día en el cual el Dios del Génesis descansó. En hebreo, descansar es shabath.

Por último el gran momento: el domingo. Para los romanos, el séptimo día era el Solis dies (día del Sol), en lo que coincidían con pueblos que (como el romano) también tenían idiomas de origen indoeuropeo: Sonntag (alemán), Sunday (inglés) y zondag en holandés.

Sin embargo, conforme el cristianismo ganaba fuerza en el imperio romano, se extendió el uso de Dominicus die (día del Señor) para el domingo porque, según los cristianos, Jesús había resucitado el día siguiente de un sábado.

En el año 321, en emperador Constantino ordenó que el día de Saturno se llamase Dominicus dies pues, en latín, Dominus es señor, amo. Así, el día dedicado al culto y al descanso pasó del sábado al domingo, y en eso estamos.